Una buena taza de café, bien preparada, contiene tantos problemas y tantos poemas como una botella de tinta. ¿Nos tomamos uno?

hola@handrich.es